El pasado domingo día 1 de Junio recibimos una visita muy emotiva, la de Nuestra Santísima Virgen de Guadalupe.

Para una cita tan especial, la semana previa estuvimos preparando y decorando nuestra residencia de manera que estuviese bonita para ese gran día.

Y llegó el gran día, todos nuestros residentes esperaban ansiados la gran visita.

Con la llegada de Nuestra Virgen de Guadalupe, nuestra residencia se llenó de alegría tranquilidad y bondad.

Para finalizar se realizó una misa y el posterior besamanos a la Virgen.

Virgen de Guadalupe solo te pedimos salud para poder volver a verte el año que viene.

Muchas gracias a todos y cada uno de los que habéis hecho posible este gran día.