Hay muchas actividades para personas mayores que hacen que se lo pasen en grande, una de ellas es el taller de pulseras, lo de “nunca es tarde si la dicha es buena” es una buena frase para aplicarla aquí. Este tipo de actividades proporcionan múltiples beneficios y de muy distinta forma, mejoran la estimulación cognitiva, la psicomotricidad y fomenta la socialización. Y les ayuda a permanecer un poco mas independientes en el día a día a través de actividades como esta donde se trabaja en gran medida la destreza manual.