Llegó el verano y con ello el buen tiempo, el sol, la ropa de manga corta y las terracitas. Los que no podemos disfrutar de la playa disfrutamos de nuestras terrazas y patios, el nuestro, más bonito que ninguno nos permite realizar la terapia de las tardes los días que el calor del sol no esta muy enfadado. 

En estos días, previos al verano hemos pensado que ya que no podemos ir a la playa, traigamos el mar a nuestra residencia y por ello hemos creado el acuario más grande y con más variedad de peces que podáis imaginar.

Nos encanta el sol, pero recordemos que hay que tomarlo con moderación y protección. No abusar de las horas de más calor, las más centrales en el día, y permanecer dentro del centro durante estos tramos horarios. Es importante, a pesar de no tened sensación de sed, mantenernos hidratados bebiendo agua abundantemente, aún más cuando somos mayores. Nuestros mayores siguen estas indicaciones, ¿por qué no lo haces tú también? Disfrutamos del verano de la mejor manera, cuidando de nuestra salud y la de nuestros mayores.