Mayo es uno de los mejores meses para disfrutar de una de las festividades que mejor aúnan tradición, cultura, diversión y buena compañía. La fiesta de las Cruces, también llamada Cruz de Mayo, se celebra todos los años a principios de este mes; llenando la ciudad de cruces adornadas por flores, plantas, mantones y demás ornamentos, siempre con un toque tradicional y muy andaluz.

Los residentes de la residencia Villa de Sabiote se reúnen cada año para la decoración de su cruz. Tiene gran importancia el sentido de comunidad que rodea a este acontecimiento, pues une a todos/as los residentes para trabajar en un proyecto en común que esperan y realizan año tras año. Con este rito no sólo se refuerzan lazos internos y se conserva una tradición cultural muy antigua, sino que además los usuarios se benefician del entrenamiento, estimulación y refuerzo cognitivo que genera este tipo de actividades.